Influencia de la derecha crece en MORENA Sonora

La derechización del partido fundado por Andrés Manuel López Obrador se perfila como una especie de franquicia que diluye la supuesta bandera progresista.

Sin Factura

Escribe: Claudio F. Orenday

La influencia de la derecha crece en MORENA Sonora, la llegada de María Dolores del Río Sánchez prueba lo que niegan los acólitos de Alfonso Durazo.

La infiltración de lo más conservador del espectro político sonorense en la campaña del también ex militante del PAN y colaborador cercano de Vicente Fox ya no se oculta.

Desde el pasado jueves, trascendió que la mujer que usufructuaba Movimiento Ciudadano en Sonora, se sumaba a la campaña del ex secretario privado del primer presidente panista.

La ex alcaldesa panista de Hermosillo, operadora de campaña de Josefina Vázquez Mota en 2012, llega sin propósito a un proyecto polimorfo y también al parecer, sin sentido.

Con la llegada de la todavía presidenta de la Comisión Anticorrupción del congreso del estado, MORENA sigue pintándose de azul.

La derechización del partido fundado por Andrés Manuel López Obrador se perfila como una especie de franquicia que diluye la supuesta bandera progresista.

Definir el perfil político de MORENA se complica o más bien se aclara lo que sucedió en 2018,

Fueron panistas los que realmente impulsaron el tsunami de la llamada 4T en Sonora.

La derecha no se destruye ni se transforma, se mantiene viva con bandera progresista

Resulta ya inocultable el corazón azul del MORENA de Alfonso Durazo Montaño pero también, causa extrañeza la futilidad de las adhesiones o el fondo de la suma.

Te puede interesar: Alfonso Durazo, el discurso que no es discurso y tampoco bandera

La defensora de la todavía alcaldesa de Navojoa, aseguró que su llegada a la campaña de Durazo “no es para buscar una candidatura” sino para colaborar en una verdadera alternancia.

Lo cierto, es que todo parece ser un plan de cobro de factura.

La ex emecista, no representa mucho desde su salida del PAN. Movimiento Ciudadano ha sido el refugio de panistas inconformes o de priistas de derecha.

En política, una alianza debe tener una razón de peso, el sumarse a una campaña tiene que representar un valor agregado.

En el caso de Durazo, se está proyectando una realidad que contrario a lo que se pretende, refleja debilidad.

Presumir como fortaleza las alianzas con el Partido Verde, el PANAL o las expresiones de Julio César Chávez exhibe que el león, realmente no es como lo pintan.

En el caso de María Dolores, el asunto es todavía peor. ¿Cómo concebir a una calderonista en el corazón del proyecto del partido de López Obrador?

No se entiende, porque no se quiere ver y el proyecto de Durazo es simplemente buscar el poder por el poder.

Infiltrado por la derecha MORENA es santuario para redimir los pecados

En la realidad, que ciertamente si existe, es que MORENA se está derechizando, que Durazo sigue siendo en el fondo, un panista que ambiciona el poder por el poder.

Sobre la ex dirigente de Movimiento Ciudadano, la pregunta es saber ¿a qué llegó a MORENA? O solamente fue su siguiente transformación.

En el imaginario popular, la ex panista busca algo ¿será una proveeduría durante la campaña? Tal vez, dicen algunos, es Lola, la transformer, ya encontrará algo que cobrar.

No hace mucho, nos recuerdan, criticaba al gobierno de López Obrador, mañana, dirá que realmente es el mesías que salvará a Sonora.

La salvación, será a través de la  encarnación misma del emisario, Alfonso, el polimorfo.

Incuestionablemente, MORENA en Sonora camina hacia la derechización y a un padrecismo remix que lamentablemente volverá a hacer daño, al menos eso es lo que se indica.

-Publicidad-